¿Qué trata la Osteopatía?

Problemas cervicales

A través de la columna cervical, emergen los nervios que van a la cabeza, cuello, hombros, brazos y manos.

Si existe alguna alteración en la misma, podemos encontrarnos con síntomas como cefaleas, migrañas, dolor retroocular ,mareos, inestabilidad, náuseas, dolor en los hombros, codos muñecas y manos, parestesias, etc.

Se puede vivir mejor, realizando un tratamiento tan profundo como la osteopatía, de manera preventiva, donde una mejor calidad de vida, se verá reflejada en una vida más plena.

Alteraciones dorsales

Esta zona de la columna posee una curvatura de convexidad posterior, que ayuda a proteger órganos tan nobles como los pulmones y el corazón, las costillas y el esternón, completan el tórax a los costados y por delante.

Generalmente, está región, presenta disminución en la movilidad, mostrando zonas de aplanamiento de esa curva. 

Devolverle la movilidad a la columna dorsal, esternón, costillas, y demás estructuras que conforman el tórax, es fundamental, para el equilibrio del resto de la columna y el organismo.

Pueden presentarse síntomas como dorsalgia, dorso curvo, síndrome de tietze, dolor en cinturón o intercostal, omalgia escapular, los cuales pueden tener su origen en esta región, o en alteraciones viscerales, o en otra parte del cuerpo. Si al palpar el abdomen, percibimos una molestia en la zona dorsal, deberemos profundizar en la búsqueda de alteraciones viscerales abdominales.

Problemas lumbares

La columna lumbar soporta gran parte del peso y los esfuerzos el cuerpo. Alteraciones en la misma pueden dar lugar a síntomas tales como lumbalgias, hernia de disco (protusiones, extrusiones), escoliosis, lumbociatalgias, cruralgia, talalgias, fascitis plantar, parestesias y cansancio en los miembros inferiores, además de predisponer a las articulaciones de la cadera, rodilla, tobillo, y a los músculos que las rodean, a lesionarse.

Problemas articulares

Cuando una articulación presenta alguna pequeña alteración en la movilidad, ya sea por tensiones musculares asimétricas o por un desbalance propio de la misma, puede lesionarse presentando dolor e inflamación.

Alteraciones del manguito rotador en el hombro, codo de tenista, codo de golfista, rodilla del saltador, esguinces de tobillo, talalgias, etc, pueden ser abordadas por la osteopatía, buscando y tratando la disfunción que los provoca.

Problemas musculares, tendinosos y ligamentarios.

El organismo está conformado por tejido conectivo, fascias, que recubren todas las estructuras del cuerpo y las vinculan entre sí. Una tensión en una zona del cuerpo puede repercutir en otra alejada. Es así que la osteopatía intenta encontrar el origen del problema, para solucionar el síntoma.

Desgarros, distensiones musculares, contracturas, tendinitis, tendinosis, esguinces, pueden ser tratadas desde una visión integral.

Alteraciones funcionales de las vísceras.

El funcionamiento del tubo digestivo, corazón, pulmones, riñones, aparato reproductor, y demás órganos, es regulado por el sistema nervioso autónomo.

Este último, dividiéndose en simpático y parasimpático, se distribuye a lo largo de la columna, desde el cráneo, atravesando distintos los agujeros intervertebrales,  músculos, fascias, hasta llegar a inervar a la viscera correspondiente, regulando sus funciones.

Mediante la terapia manual osteopática se ayudará en el tratamiento de acidez, reflujo gastroesofágico, hernias hiatales, dispepsia, constipación, diarrea, y distintos espasmos en la musculatura lisa los distintos órganos, etc,  abordandolos directamente o a través de los tejidos con los que se relacionan.

© 2018 de Diego Catz Osteopatía

  • Facebook - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle